Vuestro rincón

HIJA DE LA LUNA

Nació de bella cuna con corazón de colores,

se confiaba a la luna amaba los resplandores,

caminaba por la vida con sus estrellas de luz,

buscando lo positivo de su vida y de su cruz.

 .-La cruz?

Un enamorado que la razón le sacó,

sabía que era lacayo, eso nunca le importó.

Luchó con todas sus fuerzas, votó siempre por su amor,

que a ella correspondía con verdadera pasión.

Así iba caminando, abriendo puertas al sol,

a todo le sonreía, ni una nube en su amor.

 

.-Un día su enamorado le dijo que era casado,

que tenía cuatro hijos y estaba desesperado,

que no amaba a su mujer, que todo quería dejarlo,

porque sin su porcelana, tan solo viviría llorando.

 

.-Ella escuchaba, su cara su corazón al unísono cambiaban,

como en rótulo de neón, creyó ver que, con ella no iba nada,

era tanto su amor que la  transportaba.

 

.- Le dijo el enamorado…  La voy a dejar mi vida,

yo te tengo que abrazar, sentir tu piel con la mía

e hicieron el amor como ni ellos sabían.

Era unión atemporal que la dejó en carne viva,

cuando tuvo que tornar como siempre a la rutina,

empezaron sus desvelos, comenzaron sus desdichas,

porque de amar y de amor,  él, ya no tenía prisa.

 

.-Ella le siguió mimando, entregando el corazón,

disculpando sus mentiras, ignorando su traición.

En un momento puntual, cuando peor se sentía,

le llamó para decirle…  Yo te amo vida mía.

 

.-Fue sorpresa sin igual,  él, no la reconocía, no se acordaba de nada.

Quien era esa loca que con mentiras, a llamarle se atrevía ?

 

.-La  princesa no creía lo que estaba sucediendo,

como Judas la negó para lavar su conciencia

ante la esposa adorada, la mujer que él,  tanto odiaba.

Seguía corriendo el tiempo, tristeza que la paraba,

no la dejaba moverse, se sentía tan pesada;

se decía no soy yo, a mi no me ocurre nada,

es una equivocación, estoy segura,  él me ama.

En una nube de frío ella se iba envolviendo,

esperando que los días ahogaran sus lamentos.

Se levantó una mañana con fondo de traje nuevo,

se llamaba vergüenza. 

.-Pero vergüenza de que?

Que has hecho  tú, si no amar, queriéndole disculpar,

amarrándote a cadenas de desmanes y mentiras .

Despierta de esa agonía, no te quedes de rodillas,

tú, sabes mirar muy bien, ves lo hermoso de la vida,

liberándote, aunque  pienses que muy tarde ,de yugos que dolor dejan,

pues la miseria es vacío y lo sabes con certeza,

así que llama de nuevo, dile que te ha liberado

y que el mató el amor que siempre te había jurado.

 

.- Aló, aló, no te escucho. Que quieres?  Por qué llamas?

Le contestó una voz de mujer sin apenas claridad,

una voz que le decía… No  busques a mi marido,

para mi siempre será, está a mi lado y te dice…

Deja ya de fastidiar, no sabe quien eres, te maldice.

 

.- Ella se quedó sin voz, las palabras no salían

mas, su mente repetía, que crueldad que gran mentira.

Cuanto tiempo me engañó, cuantas fotos hechas juntos,

cuantos cuentos mal contados sin dudar por un segundo.

El teléfono cortó ni palabra proclamó,

desempolvando su fuerza, su bravura y su valor.

Sabía demasiado para sufrir por amor

tan solo la cubría una gran tristeza al pensar

que sus raíces, en mal suelo plantó;

era movediza arena, lo que ella, tierra fértil creyó.

 

.-Su follaje oscurecía porque los rayos del sol no cruzaban esa línea.

Mas con la fuerza del viento, la bravura de un Miura,

y el valor de su dulzura, encontró una mixtura,

que un punto de color iba tomando, renacía de nuevo

a lo que siempre adoró, a sus valores humanos,

a querer mirar la luz,  porque la necesitaba.

Ella era su hija, la había mandado a la tierra

para que pudiera comprender todas sus miserias;

enredándose  muy de prisa, en ella las hiedras. 

Están por todos lados, hija de la luna,

ya todo se ha fraguado, respira puro aire,

aleja de ti el cristal oscuro, ya eres feliz, ya no sufres más.

Has comprendido que un  cuento tan solo tiene final feliz, si los corazones

son de puro oro y tu sin darte cuenta te has mezclado con un metal residual.

 En este ritual no hay el final esperado,

 aunque  para los que te adoran, es el gran final,

la apoteosis, el   summum completo de tu realidad.

Mientras habites la tierra, ahora buscando tan solo la paz,

de lejos sabrás distinguir aunque mucho brille, el simple oropel.

Ante ti de rodillas, soñando cada día poderte adorar;

sueño imposible, nunca mas a ti se aproximará…

Es el regalo que la hija de la luna sin querer ha hecho,

por no saber de miserias, de maldades, de mentiras y de falsas juramentos.

 

.-Esta historia se acaba aquí, si no fuese un payaso

escribiría en letras brillantes: 

FIN…

Pero prefiero tocar para decir ADIOS

mi redonda y roja nariz, es de quita y pon,

algunos la llevan puesta noche y día, que cruel tortura para las almas blancas

que con solo mirar, pueden sentir en la punta de su nariz las miserias vividas…

 

.-Este payaso se retira a meditar, siempre sonriente

siempre superficial, arduo trabajo el poder pensar,

pero en la intimidad, quizá la hija de la luna,

me de la fuerza necesaria para hacerlo realidad.

Olga                        

Anuncios

3 comentarios

  1. Excelente!! Saludos

    18/02/2016 en 17:44

  2. Ya te había puesto like, porque me gustó mucho, pero ahora, al releerlo, me encantó, que triste y lo peor es que es una historia de todos los días, en todas partes. hombres que no valen la pena, esposas que se los consienten.
    Te mando un abrazo de luz, deseándote lo mejor.
    PD, me dio gusto volverte a ver en mi blog, espero me sigas visitando. Nos leemos.

    04/08/2016 en 20:29

  3. El viejo cuento, soy casado pero no tengo nada con mi mujer…La cruz, símbolo de tortura que muchos adoran.

    12/08/2016 en 16:54

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s